La decisión más importante

Quién domina al ajedrez sabe que el ajedrez es un juego muy complejo con posibilidades casi infinitas. Sobre todo tiene un buen jugador de ajedrez la situación en el terreno de juego siempre en vista. De antemano tiene que poyectar, se concentra en el juego y ser una persona que piensa estratégicamente. Se puede decir: Ajedrez es una “lucha de cerebros”. El rendimiento y la facultad del cerebro humano sobrepasan los de los ordenadores más geniales con mucho. ¡Qué genial! También se puede decir que ajedrez es un “juego de la vida”. Permanente tienes que tomar deciciones, analizar situaciones,proyectar y sopesar. Cada decición tiene efecto positivo o negativo. En el fondo cada jugada decide sobre victoria o derrota.

En la vida las deciciones no tienen el mismo valor, tampoco arrastran las mismas consecuencias. Las deciciones influyen en el futuro y pueden afectar como una jugada afecta al ajedrez. Por ejemplo la elección del compañero o de la profesión. Tomar una decisión no es fácil. A veces no quieres tomar decisiones especiales y tú quieres huir. Pocas veces puedes huir.

Pero, ¿Qué decisión es la más importante?

Es una decisión que no incluye solamente el aquí y ahora. Se trata de la vida. Se trata de la eternidad. Se trata de la decisión para Dios.

El hombre tiene un problema!

A causa de su pecado el hombre no es capaz de -hacer el bien- en los ojos de Dios-. El hombre está en eternidad seperado de Dios. La biblia dice claramente que cada uno se apartó de Dios y perdió la Gloria de Dios. El ser humano es malicioso desde su nacimiento. No puede hacer nada tomarle gusto a Dios. No ayuda la religión, hacer el bien o más empeño. La biblia habla directamente sobre las consecuencias del pecado. La recompesa del pecado es la muerte. La muerte eterna. La separación de Dios.

Pero Dios es amor y gracia y no quiere que alguien se pierda. Mandó Jesús Christo, su hijo propio, a tierra para que muera a la cruz de Gólgota por el pecado de la humanidad. íQue prueba del amor! Jesús murió y resucitó para que tú tengas remisión y no te pierdas.

Si tú crees en eso y apartas tu orgullo, comprendes que tú eres un picador torpe,haces penetencia y adoptas Jesús como tu señor y salvador, púes Dios te regala la vida eterna. Todo pecado está perdonado. Tu culpa está pagado de una vez para siempre. Eso se llama gracia.

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo *unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Juan 3,16

Leave a comment